Vivir consciente

vivir-consciente

El movimiento Slow Life está de moda

¿Qué es el Slow Life? Es un movimiento que promueve la desaceleración del estilo de vida actual. La vida en forma lenta tiene como objetivo encontrar el equilibrio del cuerpo, mente y espíritu. Se basa en fomentar el desarrollo integral de las personas.

Slow Life o vivir consciente promueve un estilo de vida más natural, en contacto con la naturaleza, con hábitos que promuevan la preservación del medio ambiente. Prioriza el bienestar del ser humano, tiempo en familia o con amigos, ejercicio físico, aprender a relajarse y darle tiempo al descanso. Vivir en contacto con el ahora.

vivir-consciente

Me imagino que estarás levantando una ceja, pensando que se trata de un movimiento hippy, de vagos sin oficio, ni beneficio, pero te garantizo que no lo es. Slow Life, es un movimiento que rescata el buen vivir. Nació del amor por la buena mesa, por defender el ritual de la comida. Razón más que suficiente para mí, para abrazarlo como forma de vida, para enrolarme y defenderlo.

Su creador Carlos Petrini un crítico gastronómico se rebeló ante la apertura de un McDonald´s en la Plaza de España en Roma, a la invasión de la comida rápida en Italia.  Esto dio como resultado el surgimiento de una filosofía de vida, que se ha extendido a diferentes áreas de la vida; trabajo, alimentación, cultura y entretenimiento. Este movimiento ha crecido hasta convertirse en un estilo de vida.

vivir-consciente

Un nuevo “estilo de vida”, ya sé que suena un poco atemorizante, pero descuida no se trata de nada radical. Cuando pensamos en cambio de hábitos siempre lo percibimos como algo difícil que requiere esfuerzo y gran dedicación.

Esto sucede porque estamos forzando cambios que no vibran con nosotros. A veces los cambios vienen desde adentro y creamos hábitos nuevos que van mejor con nuestro nuevo yo.

En mi caso, mis cambios han sido paulatinos, suaves, amables, casi imperceptibles. Quizás porque ya estaban dentro de mí, por ejemplo, la contemplación, motivo de burlas en mi infancia, el gusto por la comida, la alegría que siempre me ha producido el movimiento y la actividad física.

vivir-consciente

Me he ido transformando y el gusto por la sencillez y la vida lejos de dramas y complicaciones ha ido creciendo en mí. Seguro que la madurez tiene mucho que ver.

Vivir en el campo ha despertado una sensibilidad especial para apreciar la naturaleza en su grandeza y simplicidad. Poco a poco he ido adoptando una vida cada vez más sencilla, con más silencios, aunque muchos estarán en desacuerdo con la parte de los silencios.

Siento como si me hubiera mudado de piel, soy yo, pero ya no la misma. La pandemia me regaló la oportunidad de descubrir la meditación, pero creo que igual habría llegado a ella porque ya estaba en ese camino hacia mi interior, la introspección ya estaba en mí.

vivir-consciente

Yo ya formaba parte de este movimiento de vivir consciente, pero no le había puesto nombre, mi necesidad de tener una mejor calidad de vida, con tiempo para actividades que disfruto y me traen felicidad, el descanso, el disfrute de cada día, de cada comida, de la compañía de mis afectos sin prisas innecesarias.

Creo que todos podemos disfrutar de los beneficios de desacelerarse, cada uno en la medida de sus posibilidades y necesidades. Podemos aumentar nuestra calidad de vida, sólo con pequeños cambios en nuestra vida cotidiana

¿Cómo podemos desacelerar nuestro estilo de vida?

  1. Planifica tu tiempo de acuerdo con tu propio ritmo. Olvídate de la frase, “cuando más rápido, mejor”. Haz cada tarea en forma consciente, hacer varias tareas al mismo tiempo está sobrevalorado. Colocando el foco en la actividad que realizas, minimizas errores y te ahorras tener que volver a una tarea ya completada para corregirla.

2. Aprende a decir no, elimina de tu agenda actividades que no te interesan, no asistas a eventos por obligación.

3. Dentro de la filosofía Slow Life o vivir consciente, el ritual de la comida es muy importante. Procura comer tus comidas alejado de distracciones como el TV y el teléfono. Lo llamo ritual porque de eso se trata, de darle sentido y objetivo al acto de comer, no importa si cocinas o no.

vivir-consciente

Darle intención y conectarnos con ese momento. Significa disfrutar, degustar, saborear cada bocado que ingerimos. Poniendo atención a nuestro cuerpo, cuando ya no necesitamos comer más. Se trata de comer con conciencia haciendo uso de todos nuestros sentidos. Estar presente en el acto de comer.

4. Incluye tiempo de relajación en tu horario semanal. Equilibra el estrés con la relajación, compensa los picos de trabajo con actividades relajantes, pasatiempos que te inviten a la pausa y a la reflexión.

5. Limpia tu casa de todo aquello que no usas y que no te da felicidad. Espacios limpios son más fáciles de mantener e invitan a la relajación.

6. Cultiva el pensamiento positivo, el agradecimiento, sólo con pensar cada día en algo bueno que tienes en tú vida, te ayuda a comenzar el día con buen ánimo y energía positiva.

7. Mantén el tiempo libre, libre. Aléjate de la necesidad de tener cada hora del día planeada.

vivir-consciente

8. Apaga las notificaciones del teléfono.

9. De ser posible toma una pausa en tu jornada laboral. Haz una caminata, no vayas de prisa, tómate el tiempo de ver tu camino, mira con atención el entorno.

10. Busca mayor contacto con la naturaleza, planea excursiones, minivacaciones en entornos naturales.

He adoptado en la medida de mis posibilidades este estilo de vida de vivir consciente. ¿Cuéntame qué te ha parecido? ¿Conocías el movimiento Slow Life? Escríbeme.

Publicado por reflexionesdeunadoña

Amante de los libros, la cocina, y la naturaleza. La jardinería es una pasión nueva, que me ha dado muchísmias satisfacciones. Me gusta mucho caminar y siempre estoy soñando con el próximo viaje.

9 comentarios sobre “Vivir consciente

  1. Con el bloqueo, de no poder ir a ninguna parte y sin poder ir a trabajar, me planteo la vida de otra manera.

    Es cierto que es bueno plantearse cierta disciplina para cuando volvamos a la vida real. Cuando salgamos de la burbuja doméstica. O nos costará mucho más.

    Este encierro, también tiene su lado positivo!
    Casi me he olvidado de la palabra estress, agobio, cansancio, agotamiento y tener que soportar a personas que no son de mi agrado.
    También a disfrutar de pequeñas cosas que damos por hechas o no le damos esa importancia que merecen. Pero que echas de menos cuando no las tienes.
    Como tomar una taza de café con calma, sentarse a comer con tranquilidad en la mesa, charlas de sobremesa. Poder darte una ducha con tranquilidad sin estar pendiente del reloj. Y todo eso que forma parte de una vida tranquila.

    Cuando iba a trabajar, me levantaba casi dos horas antes de mi horario laboral. Y eso que mi puesto de trabajo estaba muy cerca!! A 10 minutos en coche.

    Eso si, el desayuno es sagrado! Poner empezar el día cargándote de carburante para todo el día. Un abundante y nutritivo desayuno saboreado con calma: no tiene precio!!

    Me ha encantado tu texto. Y concuerdo totalmente contigo!!
    Podemos aprovechar a hacer esas cosas que apenas hacemos por falta de tiempo. Y sobre todo: disfrutarlas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por comentar Carmen! Qué alegría saber que no estoy sola con mis ideas 🙂 Si es muy importante bajarle dos a las prisas innecesrias y concentrarnos en cuidar de nosotros. Mucha gente piensa que ponerse en primer lugar, mimarse y cuidarse es egoista. No es egoistmo, es todo lo contrario, ni no estamos bien cómo podermo cuidar de otros. No podemos dar lo no tenemos. Tenemos que proporcionarnos paz, física y emocioal. Un abrazo.

      Me gusta

  2. Magnifico articulo, inspirador y muy motivador. Me encanto y es verdad que hay que disminuir un poco el asceleramiento diario que llevamos y disfrutar mas de la naturaleza.
    Sigue asi amiga.
    Besos

    Le gusta a 1 persona

  3. Qué bonito post Lorena, me gusta mucho, coincide mucho con mi forma de pensar, aunque me falta disfrutar de la naturaleza con más frecuencia. Un abrazo y te animo a seguir escribiendo contenidos tan profundos.

    Me gusta

  4. Muchas gracias por comentar Jeandy y por tus lindas palabras de ánimo. El Slow Life, lo adopté hace mucho tiempo, sólo que no sabía que se llamaba así. Ahora con la pandemia se ha puesto muy de moda el término, y me gusta más vivir consciente. La naturaleza te dá vida. Un abrazo.

    Me gusta

  5. ¡Qué gran post! Me siento totalmente identificado. Es el arte de ser consciente de lo que uno hace y disfrutar haciéndolo, aunque sea haciendo una actividad que “a priori” nos puede aburrir ¡pero es que forma parte de la vida! ¡y qué importante es disfrutar de la naturaleza! Creo que ahora más que nunca soy consciente de esto.

    Aunque parezca una broma, yo ahora me lo paso pipa planchando la ropa los domingos por la tarde porque es un momento de desconexión en el que estoy disfrutando esa actividad que realmente no me lleva a nada pero estoy conmigo mismo, ¡mindfulness a tope! Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por Mr, Dé Skincare! Qué bueno saber que no estoy sola, te cuento que planchar también se ha convertido en una actividad que disfruto,lo hago escuchando música, o un podcast y la verdad a mi también me relaja, pero no se lo contemos a nadie 🙂

      La naturaleza es mi templo, la observo, la respiro, la vivo plenamente. Muchas veces tiene las respuetas que busco. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Recuerdos para cuerdos

Historias de mi vida y de otras vidas

Rebañando historias y platos

Blog de gastronomia, vinos y las historias asociados a ellos.

EfectiVida - Efectividad, organización, productividad y desarrollo personal

En EfectiVida hablamos de eficacia, eficiencia y efectividad. También de gestión del tiempo, productividad, organización y desarrollo personal. Pero todo, sin olvidar las cosas IMPORTANTES. Porque… ¿para qué serviría la efectividad si no nos ayuda a disfrutar de la vida?

Franchesca Neris

CRECIMIENTO PERSONAL

Reflexiones de una Doña

Bienvenidos a Reflexiones de una Doña! Un sito de encuentro, donde compartiré ideas, y experiencias que he ido acumulando a lo largo de mi vida.

Loca por los platos

Ideas, entrevistas, tips, recetas y reseñas

Mr. Dé Skincare

Skincare | Cosmetics

Anna Olio e Peperoncino

¡Amor por la buena cocina... los viajes y la historia!

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: