¡Suelta el teléfono!

Suelta-el-teléfono

¡Suelta el teléfono! y mírame a los ojos

¡Suelta el teléfono! y mírame a los ojos, he querido gritar más de una vez, durante algún encuentro con un amigo. Afortunadamente han sido pocas las veces. Tengo buen criterio en la selección de las personas con quien comparto mi tiempo.

Tiempo, atención, y respeto es lo más bonito que podemos obsequiar. Hacer sentir a la persona con quien interactuamos que es valiosa y merecedora de nuestra atención absoluta.

Al parecer, es socialmente aceptado interrumpir una conversación para atender el teléfono. Observo con estupor, que muchas personas ni se disculpan, al interrumpir una conversación para atender una llamada.

¡Sueltat-el-teléfono!

No quiero demonizar el uso de la tecnología de ninguna manera. Yo misma me confieso, asidua usuaria de ese pequeño aparato, que se ha vuelto imprescindible en nuestras vidas. Aun así, creo que debemos poner límites a su uso cuando estamos en compañía.

Los teléfonos y las distintas aplicaciones, nos ayudan mucho en nuestra vida diaria, no lo niego de ninguna manera. Mi reflexión va dirigida a la falta de consideración hacia nuestros interlocutores. Recuerdo una escena que presencié hace algún tiempo, y me hizo sentir muy triste e indignada.

Fui a hacerme las uñas, el chico que me atendía, hablaba muy poco inglés y nada de sueco, así que conversar con él no era una opción. No me molestó para nada el silencio impuesto. Frente al salón hay un café, y adoro observar a la gente.

Una pareja madura llamó mi atención de inmediato, la señora hizo el gesto de tomar el teléfono del señor y este le retiró la mano con mucha brusquedad. Los observé detenidamente por más de quince minutos. El hombre estuvo sentado todo el tiempo mirando su teléfono. Ella sentada a su lado, muda, mirando al frente.

Así estuvieron todo el rato. No había comunicación alguna entre ellos. Luego de un buen rato llegó una pareja de jóvenes con café y tortas. La verdad no vi. sí les agradeció, pero el señor siguió allí tomando su café y comiendo su torta sin levantar la cabeza del teléfono. Sentí mucha tristeza por la señora, no sé que la retuvo en esa silla. Por qué aguantar ese maltrato tan sumisa.

Sentí rabia e indignación al ver a aquella mujer todavía atractiva, sentada en esa mesa. Allí rodeada de gente en el café y compartiendo la mesa con ese individuo. Era imagen viva de la expresión: “no hay soledad más dura, que soledad estando en acompañado”. Sin duda es más dolorosa que la soledad física.

No le faltemos el respeto a la gente, seamos mejores seres humanos, no creo que haya mejor regalo que el respeto y la atención que le podemos prodigar a alguien.

¿Cuándo fue la última vez que conversaste mirando a tu interlocutor sin mirar el teléfono? ¿Te has sentido solo estando acompañado? Comparte tu experiencia, escríbeme.

Publicado por reflexionesdeunadoña

Amante de los libros, la cocina, y la naturaleza. La jardinería es una pasión nueva, que me ha dado muchísmias satisfacciones. Me gusta mucho caminar y siempre estoy soñando con el próximo viaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Recuerdos para cuerdos

Historias de mi vida y de otras vidas

Rebañando historias y platos

Blog de gastronomia, vinos y las historias asociados a ellos.

EfectiVida - Efectividad, organización, productividad y desarrollo personal

En EfectiVida hablamos de eficacia, eficiencia y efectividad. También de gestión del tiempo, productividad, organización y desarrollo personal. Pero todo, sin olvidar las cosas IMPORTANTES. Porque… ¿para qué serviría la efectividad si no nos ayuda a disfrutar de la vida?

Franchesca Neris

CRECIMIENTO PERSONAL

Reflexiones de una Doña

Bienvenidos a Reflexiones de una Doña! Un sito de encuentro, donde compartiré ideas, y experiencias que he ido acumulando a lo largo de mi vida.

Loca por los platos

Ideas, entrevistas, tips, recetas y reseñas

Mr. Dé Skincare

Skincare | Cosmetics

Anna Olio e Peperoncino

¡Amor por la buena cocina... los viajes y la historia!

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: